Lámp. susp. esférica String light, cable de 12 m

Amplia variedad de posibilidades de instalación con la lámpara de suspensión de diseño String Light La lámpara de suspensión del diseñador Michael Anastassiades ofrece muchos extras que pueden no intuirse a primera vista. En primer lugar, gracias al cable de 12 metros de longitud, las posibilidades de instalación son muy diversas e individuales. La fuente de luz se puede suspender de forma descentrada en el espacio exactamente donde se necesita la luz. Además, el espacio habitado se enriquece mediante los cables fijados en cruz y transversalmente si se cuelgan varias String Lights. Otro aspecto destacado de esta lámpara de suspensión es el sensor táctil situado en la cabeza de la lámpara. Tocándolo una vez se enciende completamente, un segundo toque reduce la luminosidad al 50 % y con el tercer toque la lámpara vuelve a apagarse. Si se toca el sensor durante un tiempo prolongado, la luminosidad se reduce del 100 % al 5 %. Además, el suministro incluye 5 enganches para el cable extensible. La lámpara de suspensión se puede alimentar de corriente mediante el baldaquín disponible como accesorio (para conexión de techo o pared) o mediante un interruptor de suelo con enchufe con puesta a tierra tipo Schuko. Este último es más práctico si no hay una conexión de techo. Con un baldaquín o un interruptor de suelo es posible alimentar con corriente a un máximo de dos lámparas. Grado de eficiencia energética:A+

486.90 EUR