Lámpara LED suspendida Lola de vidrio cuadrado

Lámpara LED suspendida Lola de vidrio, fabricada en Alemania Tanto encendida como apagada, la lámpara LED suspendida Lola es un accesorio de gran elegancia para la sala de estar o el comedor. La pantalla es completamente plana y destaca por su diseño lineal y angular. La alta calidad de Lola se pone de manifiesto en todos los aspectos: desde el vidrio trabajado con la mayor precisión, pasando por su exclusivo efecto visual, hasta los ledes Citizen incorporados. Al mirarla más de cerca se descubren todos los detalles cuidadosamente pensados que distinguen esta lámpara del resto. Su pantalla cuadrada está hecha de vidrio templado. Este tipo de vidrio se caracteriza por su gran resistencia. En caso de rotura, se fragmenta en pequeños trozos, lo que reduce significativamente el riesgo de lesiones, en particular para proteger a los más pequeños. También visualmente son muchos los atractivos que posee la pantalla. El acabado satinado del vidrio hace que la luz se distribuya de manera homogénea y que los ledes no se vean como puntos de luz individuales. La luz blanca cálida se extiende por la superficie satinada, ilumina elegantemente los bordes de vidrio esmerilado y se difunde suavemente por la habitación. En ella crea una acogedora iluminación que invita a relajarse. Además, la longitud a la que la lámpara está suspendida puede ajustarse mediante los pequeños topes de cable de la caja de conexiones del techo. Con un simple movimiento, los cuatro cables finos de acero pueden alargarse o acortarse sin escalones. También la luminosidad de la lámpara suspendida Lola puede regularse en continuo. Tan solo hace falta conectar un regulador externo de fase inicial o final para regular la intensidad de la luz a voluntad. Lola emite como máximo un flujo luminoso de 2.700 lm. Grado de eficiencia energética:A+

299.90 EUR